Inicio > Noticias > América > Norte America > Estados Unidos > Castaño transgénico está listo para salvar de la extinción a famoso árbol nativo de Estados Unidos
Castaño transgénico está listo para salvar de la extinción a famoso árbol nativo de Estados Unidos

Castaño transgénico está listo para salvar de la extinción a famoso árbol nativo de Estados Unidos

Una gran cantidad de pequeñas plántulas de castaño americano transgénico que crecen en un campo al interior del estado de Nueva York, EE.UU., podrían ser la vanguardia en la restauración de lo que una vez fue el árbol nativo más dominante en los bosques del este norteamericano.

Los árboles jóvenes llevan un gen añadido por los científicos a los 38.000 genes que se producen naturalmente en los castaños americanos, y el cual los hace capaces de resistir la plaga invasiva que aniquiló a miles de millones de sus antepasados ​​hace un siglo.

“Serán la base de los árboles que finalmente daremos al público”, dijo William Powell, profesor de la Facultad de Ciencias Ambientales y Forestales (ESF) de la Universidad Estatal de Nueva York (SUNY) en Siracusa, EEUU. “Y serán la base de los árboles que usaremos para la demostración y la investigación durante los próximos 100 años”.

Powell y su equipo están listos para solicitar la aprobación regulatoria del gobierno federal que permita distribuir los árboles públicamente. Esto incluirá revisiones de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Aunque se ha solicitado y obtenido la aprobación reglamentaria para muchos cultivos agrícolas, esta es la primera vez que se considerará tal autorización para una planta amenazada que se pretende reintroducir en su entorno natural. Powell espera que el proceso tarde entre dos a cuatro años.

“Estamos allanando el camino para todos los otros árboles que son afectados por especies invasoras: fresno, olmo, cicuta y nuez entre ellos”, dijo. “Somos los primeros en solicitar la aprobación de un árbol silvestre genéticamente modificado, el primero en pasar por el proceso regulatorio”.

Powell ha trabajado en la restauración del árbol icónico por más de 27 años. Él y su socio de investigación, Charles Maynard, descubrieron durante años de minuciosas pruebas que el uso de la biotecnología para añadir un gen derivado del trigo hace que el castaño americano sea resistente al fatal hongo del tizón que ha diezmado a este famoso árbol de Estados Unidos.

Restaurar estos árboles en los bosques del este tendría un impacto ecológico positivo significativo. “Esto afectaría a mucha fauna, desde abejas a osos”, dijo Powell. “Los animales se alimentan del mástil de la nuez y algunos insectos acuáticos realmente prefieren alimentarse de las hojas de los castaños americanos, en lugar de los robles que han tomado su lugar”.

Un centenar de árboles transgénicos han sido plantados en un “huerto semillero” de dos acres donde se monitorean mientras crecen lo suficiente como para producir polen. Cuando eso suceda, el polen se utilizará para fertilizar las flores de “árboles madre” silvestres para ayudar a rescatar la diversidad genética sobreviviente. La descendencia producirá nueces, la mitad de las cuales heredarán el gen de resistencia a la plaga.

Powell dijo que si bien cruzar los árboles resistentes con árboles silvestres tardará más en producir una cantidad de castañas resistentes al tizón, el proceso aumentará la diversidad genética y la adaptación local de los nuevos árboles, y hará que la especie sea más vigorosa en los años venideros.

“Queremos hacer todo lo posible para que sea más fácil para ellos sobrevivir”, dijo Powell. “Eso está bien, estamos en esto a largo plazo, no queremos un monocultivo, no es una cosecha agrícola, es un árbol silvestre que necesita nuestra ayuda”.

Mientras que los árboles jóvenes crecen, Powell y su equipo continúan su investigación. Ellos han desarrollado una prueba de campo que indica, dentro de cuatro horas, qué nueces contienen el gen de resistencia al tizón y cuáles no. Están recopilando datos sobre si la hojarasca de las castañas americanas transgénicas en el suelo del bosque afecta la tasa de germinación de otras especies de árboles y si la hojarasca en arroyos tiene algún efecto adverso sobre los insectos acuáticos. También están estudiando si los árboles transgénicos tienen algún impacto negativo en los hongos micorrízicos benéficos que típicamente colonizan el sistema radicular de las plantas huésped.

“Hemos hecho suficiente investigación para saber que los árboles transgénicos no tienen efectos perjudiciales en la hojarasca, insectos o hongos”, dijo Powell. “Pero estamos haciendo más estudios para construir un cuerpo de conocimientos que demuestre que estos árboles no dañarán el medio ambiente de ninguna manera”.

ESF está acelerando la producción de árboles transgénicos en un laboratorio de producción de cultivo de tejidos recientemente lanzado en el Biotech Accelerator en Siracusa, EEUU. Allí, las plantas jóvenes cultivadas a partir de cultivos de tejidos se alimentan hasta que pueden ser trasplantadas y finalmente trasladadas al aire libre a medida que el semillero se expande durante los próximos dos años.

El siguiente objetivo a largo plazo es obtener fondos para un “estudio del siglo” que permitiría a los investigadores establecer un par de sitios de investigación de 120 acres para llevar a cabo una comparación a largo plazo entre el árbol de tipo silvestre y el transgénico, . Powell espera que el proceso de reglamentación se complete antes de que alguno de esos árboles comience a polinizar y reproducirse por sí mismos.

 

Mundo Agropecuario recomienda:

 

 

Facebook: @Munagropecuario

Si te gusto el contenido Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top
Plugin for Social Media by Acurax Wordpress Design Studio