Inicio > Temas > Agro > El suelo y el desarrollo: Parte 1
El suelo y el desarrollo: Parte 1

El suelo y el desarrollo: Parte 1

Por Daniel H. Ponce

Tec.Agrop.(MSc en Producción Animal) – Montevideo – Uruguay

 

En Uruguay y en países de la región, una política de desarrollo socio-económica necesariamente debe basarse en la actividad agropecuaria y en la construcción de cadenas agroindustriales y comerciales que agreguen valor a nuestros productos y generen puestos de trabajo dignos para todos los habitantes. Por eso el suelo debe ser considerado un recurso natural básico para logar la soberanía alimentaria.

La producción agropecuaria se genera principalmente a través del uso de dos recursos naturales básicos: el suelo y el agua. Es obvio que no se puede producir sin suelo y agua. Pero es necesario subrayar que la producción en cantidad y calidad estará fuertemente condicionada al estado de ambos recursos. Existe una relación inversa: a mayor grado de degradación menor será la cantidad y calidad de los productos agropecuarios.

En consecuencia, el estado de degradación de estos recursos naturales limitará en última instancia los procesos y niveles de desarrollo socio-económicos alcanzados.

El estado de deterioro del suelo va a depender básicamente de la acción del hombre. En otras palabras, de las decisiones que tome en las prácticas de manejo y sistemas de cultivos.

Esta es la razón fundamental por la cual se considera al suelo un bien social donde debe existir una regulación estatal que promueva su uso responsable y sostenible en beneficio de toda la sociedad, sin dejar de reconocer el derecho de los titulares de las explotaciones – dentro  de este marco – en tomar sus decisiones de producción.

En pocas palabras, un uso responsable y sostenible significa manejar el suelo para que su capacidad de producción se mantenga a lo largo del tiempo. Que el objetivo de sacar la máxima productividad en el corto plazo no lleve a empobrecerlo y erosionarlo en el largo plazo. Pan para hoy, hambre para mañana…

Por eso en condiciones de producción, el suelo debe considerarse como un recurso natural no renovable, ya que su uso promueve tasas de destrucción mayores a la de formación cuando las prácticas de manejo no son adecuadas.

Continuará…

Daniel H. Ponce es colaborador destacado de Mundo Agropecuario y Representante de Mundo Agropecuario en Uruguay: uruguay@mundoagropecuario.com

Si desea ver más artículos de este autor dar click AQUI

 

 

NOTA: El siguiente trabajo fue escrito y enviado por el autor para Mundo Agropecuario, si el mismo va a ser usado o re-publicado en otro medio, agradecemos colocar la fuente, incluyendo de forma destacada el o los nombres del autor o autores.

 

Mundo Agropecuario recomienda:

 

Facebook: @Munagropecuario

 

Si te gusto el contenido Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top
Customized Social Media Icons from Acurax Digital Marketing Agency