Inicio > Temas > Agro > Cómo plantar tus alimentos en casa y sin usar tierra, lo próximo que todos querrán hacer
Cómo plantar tus alimentos en casa y sin usar tierra, lo próximo que todos querrán hacer

Cómo plantar tus alimentos en casa y sin usar tierra, lo próximo que todos querrán hacer

  • El cultivo hidropónico optimiza recursos y puede contener menos fertilizantes. Incluso, la cosecha puede resultar más nutritiva que en el cultivo tradicional
ESTEFANÍA GRIJOTA
Que no es necesario tener un terreno de miles de hectáreas ni un jardín para cultivar un huerto no es ninguna novedad. La moda de los huertos urbanos ha llevado el autoconsumo a las terrazas y balcones de los centros de las ciudades, pero puede que quede un paso más por dar. Existe un método de cultivo por el que no es necesario cargar sacos de kilos de tierra cada vez que se quiere plantar un calabacín.

Se trata del cultivo hidropónico, que es un sistema por el que las raíces reciben una solución nutritiva disuelta en agua. Así, las frutas y verduras obtienen tiene todos los elementos químicos necesarios para su desarrollo y sin necesidad de usar tierra.

La hidroponia es un sistema de regadío por el que las raíces de los cultivos reciben una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua”

Se trata de un tipo de cultivo que, en los últimos años, ha ido ganando adeptos. De hecho, la hidroponía casera se conoce como la agricultura del futuro. Sin embargo, resulta importante saber si la cantidad de nutrientes que contienen las frutas y verduras cultivadas de esta forma es tan buena como las que se cultivan en el suelo.

Silvia Burés, doctora en Ingeniera Agrónoma y decana del Col•legi Oficial d’Enginyers Agrònoms de Catalunya, explica que las verduras cultivadas en un sistema hidropónico pueden ser más nutritivas que las que se cultivan en el suelo. Pero, existen otros factores que intervienen en los nutrientes y determinan la calidad de un cultivo.

La variedad que se cultiva, el tiempo que pasa desde la cosecha hasta el consumo o contener residuos de pesticidas es lo que más influye en los nutrientes y en la calidad de un cultivo”, explica Burés. Además, se pueden mejorar los niveles de nutrientes, aunque es algo complicado.

Se deben medir tanto los fertilizantes que aportamos a las plantas como los minerales que éstas son capaces de retener en sus partes comestibles como hojas, frutos o raíces. Cabe destacar que el cultivo en invernadero de plantas en sistemas hidropónicos se controla mucho mejor la cantidad y proporción de abonos, lo que proporciona en general una mejor calidad de la cosecha”, explica la experta.

Las verduras cultivadas en un sistema hidropónico pueden ser iguales o más nutritivas que las que se cultivan en el suelo, pero hay otros factores a tener en cuenta”

La importancia de la luz

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en un informe recogido en el 2015, advierte que los sistemas hidropónicos no requieren pesticidas, demandan menos agua y espacio que los sistemas agrícolas tradicionales y pueden ser apilados, si están equipados con iluminación led, un tipo de luz crucial para la calidad de un cultivo.

“Actualmente con las lámparas de LED se pueden crear espectros de luz a medida, con lo que se pueden obtener plantas mejores que las que se cultivan con luz solar. Además, la cantidad de luz natural que reciben las plantas es diferente en las diferentes épocas del año”, explica Silvia Burés. “Con luz artificial se pueden cultivar verduras todo el año si les damos la temperatura adecuada. Incluso, se pueden obtener frutos de mejor calidad con luz artificial”.

Ventajas e inconvenientes de los sistemas hidropónicos

El MIT propuso en su informe la construcción de una serie de instalaciones hidropónicas de agricultura y alga cultura, para limitar la pérdida de biodiversidad terrestre a través de la reversión de grandes extensiones de tierras agrícolas en entornos sostenibles y naturales, aparte de otros beneficios.

Una de las ventajas fundamentales que posee el sistema hidropónico es el control de la cantidad de fertilizantes que se le pueden aportar a las plantas. “Esto es algo muy positivo ya que están plantas así cultivadas tendrían menos nitratos que, por ejemplo, las plantas cultivadas en un suelo con exceso de fertilizantes” añade Burés.

Los sistemas hidropónicos no requieren pesticidas y demandan menos agua y espacio

Otras de las ventajas de este sistema son:

– Limitan la pérdida de biodiversidad acuática mediante el desarrollo de procesos de destilación más rentables

– Producen algas para biocombustibles y limitan la recolección de combustible abrasivo y dañino para el medio ambiente

– Amplían nuestra capacidad de suministro de agua dulce, alimentos y estabilidad económica a las comunidades áridas

En cuanto a los inconvenientes que conlleva, el MIT recoge fundamentalmente que los sistemas hidropónicos tienen altos costes de energía porque incorporan sistemas de iluminación, bombeo y moderación del aire.

Los costes primarios, aparte de los costes de energía, incluyen la compra y purificación de fertilizantes y agua. Entre 20.000 y 25.000 hectáreas de tierra están actualmente bajo desarrollo hidropónico a nivel mundial, suministrando entre 6 y 8 billones de dólares de productos.

Entre 20.000 y 25.000 hectáreas de tierra están actualmente bajo desarrollo hidropónico a nivel mundial”

Para Silvia Burés, los dos sistemas son válidos, aunque reconoce que el sistema hidropónico permite optimizar mejor los recursos. “Es cierto que los fertilizantes y el agua, se pueden recircular para su mejor aprovechamiento. Además, el sistema hidropónico nos permite controlar los vertidos”, comenta.

De hecho, la empresa que dirige Silvia, ‘Buresinnova’ junto con el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) están desarrollado un sistema que se denomina Cleanleach, un sistema que permite tratar de manera natural con plantas acuáticas las aguas sobrantes de los invernaderos de cultivo hidropónico para que no se viertan nitratos y fosfatos que contaminan las aguas freáticas. “Con el sistema hidropónico, se controlan los vertidos”, concluye la experta.

Qué debes hacer para tener tu huerto hidropónico en casa

Se podrá usar cualquier espacio de la casa como paredes, techos o terrazas con las siguientes características:

– Que el espacio tenga luz solar al menos 6 horas al día

Que no haya sombra de árboles o construcciones

– Que la fuente de agua esté cerca

– Que los nutrientes necesarios estén cerca

Protegerlo de animales domésticos

Protegerlo en caso de lluvias y vientos

Que no haya cerca focos de contaminación como desagües, letrinas o basureros

Macetas: prácticamente cualquier recipiente que tengamos en casa puede valer para el cultivo hidropónico. Desde vasos pequeños de plástico, hasta botellas de varios litros. El tamaño dependerá según lo que queramos plantar.

En el Manual Técnico del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP) recomiendan a los principiantes botellas de plástico de dos litros para el cultivo de acelgas, cebolla, lechuga o perejil. También se pueden usar cajas de madera, en las que meteremos bolsas plásticas -de unos 10×10 cm-, para plantar tomates o pimientos.

Para plantar acelgas, cebollas o lechugas podemos usar botellas de dos litros”

Sustratos: los sustratos sirven como medio de crecimiento de las raíces de las plantas, son el sustituto de la tierra. Algunos que resultan muy adecuados y económicos son: cascarilla de arroz, arena de río o arena gris, arena blanca o piedra pómez y aserrín de maderas blancas.

Siembra: para este tipo de cultivos se utilizan dos tipos de siembra, por trasplante y directa. En la siembra por trasplante se utilizan los semilleros para la reproducción de las semillas que, una vez alcanzado un estado de desarrollo avanzado, se trasladan al lugar donde los cultivaremos.

La siembra directa, por su parte, se utiliza para cultivos que no necesitan de semilleros como: frijoles, fresas, melón, sandía, rabanito y zanahoria y verduras que se adaptan a los dos tipos de cultivo como los nabos de cuello morado y las remolachas. Como su nombre indica, las semillas se plantan directamente en el lugar donde crecerán las plantas.

Nutrientes

– Solución mayor: solución nutritiva concentrada que contiene tres elementos químicos que la planta consume en mayor cantidad como el fosfato mono amónico, nitrato de calcio y nitrato de potasio

Para los cultivos hidropónicos se utilizan dos tipos de siembra, por trasplante y directa

– Solución menor: contiene elementos químicos que la planta consume en menos cantidad como diferentes sulfatos, citrato de hierro, nitrato de magnesio y ácido bórico.

La proporción que se debe usar en la preparación es cinco partes de la solución mayor por dos partes de la solución menor por cada litro de solución de nutrientes que se va a preparar.

Cuidados básicos

– Controlar el exceso de sol con una tela oscura

– Para el exceso de frío, cubrir el cultivo con un plástico transparente de uso agrícola

La proporción que se debe usar en la preparación es cinco partes de la solución mayor por dos partes de la solución menor por cada litro de solución de nutrientes que se va a preparar”

Mundo Agropecuario recomienda:

 

Facebook: @Munagropecuario

Si te gusto el contenido Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
Animated Social Media Icons by Acurax Responsive Web Designing Company