Inicio > Temas > Ambiente > Reconversión urbana y cambio climático
Reconversión urbana y cambio climático

Reconversión urbana y cambio climático

 

Durante mucho tiempo, los planificadores urbanos han sabido que las ciudades más densas registran menores emisiones per cápita de gases de efecto invernadero (GEI) que las ciudades menos densas, aunque nuevos estudios muestran que la indetenible extensión de sus suburbios elimina los beneficios climáticos que ello supone, debido entre otras razones, al diario desplazamiento de sus habitantes para dirigirse a sus trabajos en las zonas centrales.

En efecto, investigaciones recientes de varias universidades de los Estados Unidos, han podido establecer que los suburbios representan el 50% de todas las emisiones de GEI resultantes de la energía, transporte, alimentos, bienes y servicios consumidos por los hogares estadounidenses ─las denominadas huellas de carbono doméstico─, aunque en tales áreas reside menos de la mitad de la población de ese país. No obstante, un dato relevante a ser tenido en cuenta es que la variable que produce mayor impacto en el nivel de emisiones es el tipo de fuente del cual proviene la electricidad, mucho más incluso que la densidad poblacional y que otros factores como el ingreso familiar, los vehículos y el tamaño del hogar; todos grandes productores de huellas de carbono cuyos niveles más altos se registran en los suburbios.

Un interesante ejemplo sobre cómo resolver el complejo tema, es la opción que está intentando ejecutar Vancouver, la ciudad más grande de la costa occidental de Canadá, con una historia urbana que aunque similar a la de muchas otras vale la pena comentar: durante años, su área metropolitana disfrutó de una extraordinaria geografía compuesta de valles, costas marinas y deltas de ríos donde se alojaban pequeños pueblos que, a medida que el centro urbano se expandió, fueron transformándose en suburbios de la gran urbe en crecimiento, con cifras de población que sumadas la superan.

Los urbanistas de Vancouver descubrieron hace unos 20 años que reducir el tamaño de los nuevos apartamentos y construir vecindarios más densos cerca del transporte público no creó barrios sostenibles. De acuerdo con los análisis que realizaron, el 43% de quienes residen en los nuevos suburbios de Vancouver viaja diariamente hacia el núcleo central para trabajar, atraído por empleos situados a una distancia de sus hogares de entre 25 y 40 kilómetros, lo cual permite suponer que de continuar el mismo tipo de dinámica, la red de puentes y autopistas será insuficiente en 10 años, a pesar de su alto nivel de desarrollo.

La solución a la que llegaron, no es construir ciudades más altas y más compactas; el verdadero desafío que se plantean es transformar a esos pueblos ─convertidos en suburbios─ en mini-centros urbanos que no solo proporcionen viviendas más económicas sino que también atraigan servicios, empresas e industrias capaces de proveer empleos y opciones culturales para que el trabajo y la recreación se realice cerca de las residencias. Con ello, además de disminuir el número de viajes al centro de la gran ciudad se mejora la calidad de los servicios en razón de las economías de escala. Pero sobre todo, los mueve la noción de que la reconversión de las ciudades tiene que estar acompañada de tecnologías energéticamente eficientes que contribuyan con la sustentabilidad tanto local como global.

Con la puesta en práctica de tales planteamientos, la hermosa ciudad de Vancouver trata de encontrar maneras de transformar sus suburbios en centros urbanos integrales y sostenibles. Acercar las zonas residenciales y los empleos significará no solo una menor huella de carbono, sino también más espacios verdes para nuevos parques, y la posibilidad de incrementar la agricultura urbana y la producción de alimentos en proximidad con la ciudad; objetivos todos presentes en los planteamientos dirigidos a convertir a Vancouver en la ciudad más ecológica del mundo para el 2020. Un verdadero ejemplo de cómo la reconversión urbana puede servir para enfrentar la amenaza del cambio climático.

Fernando Travieso y Magaly Irady son colaboradores destacados de Mundo Agropecuario

Si desea ver más artículos de estos autores dar click AQUI

 

NOTA: El siguiente trabajo fue escrito y enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, si el mismo va a ser usado o re-publicado en otro medio, agradecemos colocar la fuente, incluyendo de forma destacada el o los nombres del autor o autores.

 

Mundo Agropecuario recomienda:

 

 

Facebook: @Munagropecuario

 

 

Si te gusto el contenido Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
Animated Social Media Icons by Acurax Wordpress Development Company